Test de Apgar

Se realiza a los cinco minutos de nacer y el objetivo que persigue es comprobar si el niño es capaz de adaptarse a la vida extrauterina. Se analizan cinco parámetros:

– Respiración

– Pulso

– Color de la piel

– Reflejo de la nariz

– Tono muscular

Se puntúa de 0 a 2 y el resultado final ha de sumar 10 en total.

      • Si la suma está entre 7 y 10 la adaptación es buena
      • Si la suma está entre 4 y 6 la adaptación es regular y necesita posible asistencia
      • Si la suma es menos de 4 la adaptación es mala y hay riesgo de no sobrevivir.

Para que la evaluación sea lo más objetiva posible, el test se realiza dos veces, la primera al minuto de nacer y la segunda a los cinco minutos. Estos datos formarán parte de la historia clínica del niño, ya que se apuntan en su ficha neonatal.

Etiquetas: