La Lactancia Materna en la Escuela

La LactanciaLa Organización Mundial de la Salud, indica que lo mejor para los lactantes es recibir leche materna de forma exclusiva hasta los primeros seis meses de vida, y posteriormente como alimento complementario.

La lactancia materna no sólo tiene función nutritiva, sino que además aporta una función protectora e inmunológica, así como una función afectiva entre madre y bebé.

Por ello, la vuelta de la madre al trabajo o la incorporación del niño a una escuela infantil, no debería  suponer la interrupción de la lactancia.

En la Comunidad de Madrid, existe un protocolo que facilita la lactancia materna en las escuelas infantiles y establece las siguientes garantías que los centros educativos deben cumplir:

  • Dar a la madre la oportunidad de dar el pecho a su hijo en su propia aula o en un espacio reservado para ello, intentando poner sumo cuidado en respetar los ritmos tanto de su hijo como del resto de niños del aula.
  • En caso de no poder ir la madre a la escuela infantil:

–        Se llevará la leche necesaria para todo el día repartida en biberones o en recipientes durosBotes de Almacenamiento de Leche Materna de almacenamiento de leche materna; tantos como tomas haga el niño, para evitar así la manipulación. Las bolsas de almacenamientos de leche materna suelen tener mas riesgos de que se viertan.

–        Cada biberón deberá ir perfectamente etiquetado, haciendo constar fecha de consumación y nombre del niño

–        Se mantendrá en refrigerador entre 0º y 4º hasta 5 días, no más. Y colocarla en las parte más baja del frigorífico, para no romper la cadena del frío (en la puerta de la nevera no)

–        Si se congela la leche deberá estar a menos de 15º C y se puede conservar entre 3 a 6 meses. Si el congelador es de tipo arcón y soporta una temperatura de  -20ºC la leche se puede conservar entre 6 a 12 meses.

–        En el momento de dársela al bebé se calentará al “baño María”, y NUNCA calentar o descongelar al microondas.

Biberón–        Si ya tienes claro que tu niño va a ir a la escuela, una par de semanas antes ve acostumbrando al niño a comer en biberón. Se lo puedes ir alternando pecho y biberón de leche materna, para que el cambio no sea tan brusco y deje de comer en la escuela, donde suelen pasar muchas horas.

En cualquier caso la familia debe establecer con el centro un acuerdo en este sentido, y no desperdiciar la oportunidad que tienen los niños de alimentarse con la mejor leche que encontrar y el mayor tiempo posible.

Etiquetas: