¿Cómo quitar el pañal en casa?

           Cuando vemos que el niño esta preparado, que va controlando algo el esfínter y decidimos quitarle el pañal, tenemos que estar realmente seguros que va a controlar (no podemos quitar el pañal por quitarlo, sin que el niño controle algo) sólo le pondremos el pañal para dormir la siesta y la noche. Durante el día el niño estará en todo momento sin él, no valen excusas del estilo «bueno se lo ponemos en el coche que puede manchar la tapicería», «como vamos a casa de unos amigos se lo ponemos un ratito». Cuando se lo quitamos se lo quitamos con todas las consecuencias, y hacernos a la idea que nos va a tocar ir cargados con una «maleta» llena de ropa de cintura para abajo. Porque si se lo quitamos y luego se lo volvemos a poner los confundimos y les hacemos un lío, es como ahora si… ahora no, ¿ahora pido pis?… ¿ahora no???

Una vez que le hayamos quitado el pañal, tenemos que contar con que se le puede escapar alguna vez (aunque también hay niños que desde el primer día no se hacen pis encima ni una sola vez), es normal porque es un juego de ensayo y error, están probando una situación nueva para ellos, es un aprendizaje más como puede ocurrir con el lenguaje, cuando el niño empieza a hablar no se le entiende bien, con esa lengua de trapo que nos hace tanta gracia. Pero de probar una y otra vez, van perfeccionando la pronunciación hasta hacerlo perfecto. Con el control de esfínteres nos pasa lo mismo, van a ir perfeccionandolo, por ese motivo, cuando se hagan pis encima no tenemos que enfadarnos con eQuitar Pañalllos porque están aprendiendo a controlarlo, pero sí les tenemos que decir que ya no tienen pañal y lo tienen que pedir para hacerlo en el WC.

Por supuesto, cada vez que haga pis o caca en el WC. les tenemos que demostrar que estamos contentos y gratificárselo de algún modo, como con un aplauso, un beso o un abrazo.

Las primeras semanas o los primeros meses, dependiendo de cada niño, vamos a tener que estar más encima de ellos, y cada 10 minutos más o menos, decirles que si quieren hacer pis e irles sentando en el WC. Poco a poco, iremos observando que aguantan más tiempo e incluso nos lo pedirán ellos mismos, y no tendremos que estar tan pendientes.

Algunos niños les cuesta más controlar la caca, otros sin embargo lo controlan bien al mismo tiempo, pero si nos damos cuenta que el pis ya lo controlan perfectamente pero la caca no, no debemos alarmarnos ya que es normal que les suela costar un poco más. Pero cada vez iran interiozando que la caca se hace en el WC y no en la ropa interior, debido a que les va a resultar más incómodo.

«Mamá Pisssssssss»

Etiquetas: